8.2 C
Santiago
sábado, 22 junio, 2024
InicioTips y consejos¿Qué pasa si mis amortiguadores no están en buen estado?

¿Qué pasa si mis amortiguadores no están en buen estado?

Un amortiguador en mal estado podría resultar incómodo para los ocupantes de un vehículo. A continuación, aprenderás las razones que tienes para mantenerlos en óptimo estado y cómo determinar su vida útil.

La importancia de los amortiguadores

La importancia de los amortiguadores es que tienen como función mitigar notablemente el impacto y las vibraciones típicas en el transitar de un vehículo, lo que se traduce en tener un mayor confort para ti y tus acompañantes. 

Consecuencias de un amortiguador en mal estado

De acuerdo el «Libro del Nuevo Conductor» de Conaset, estas son algunas de las consecuencias de conducir con amortiguadores en mal estado: 

  • Se ve afectada la estabilidad del vehículo en curvas, al transitar sobre una superficie mojada o con viento de forma lateral.
  • En terrenos mojados o irregular, aumenta la distancia de frenado.
  • Pierde efectividad el sistema de frenado ABS.
  • Disminuye el bienestar del conductor, aumentando el cansancio al conducir.

¿Cómo saber si un amortiguador está dañado?

Una simple inspección visual a ciertos elementos del vehículo te aportará las pistas necesarias. No dejes pasar inadvertidas las siguientes señales:

  1. Derrames de aceite: si notas que en el cuerpo del amortiguador hay residuos de aceite, esto será un indicador inequívoco de daño.
  2. Malformaciones en los neumáticos: debido a que la adherencia del caucho no será la más adecuada al pavimento, el mismo sufrirá un desgaste anormal.  Sólo debes pasar la mano por el neumático para que percibas el desgaste “escalonado”. 
  3. Afectación de otras piezas: los amortiguadores dañados producen un rebote irregular en el neumático y ocasionan daños a otras piezas cercanas al sistema. Chequea la rótula de dirección, bases de sujeción y elementos de carrocería que sujetan los amortiguadores. Por cierto, el rebote te será muy perceptible al frenar o pasar por baches.  
  4. Desbalanceo: en plena marcha y con las manos al volante podrías notar una vibración irregular. Esta suele ser una señal clásica de daños en el amortiguador. 
  5. Frenado irregular: si al frenar el vehículo tiende a “cabecear”, puede indicar que hay problemas de amortiguación. lo mismo aplica si al tomar una curva o detener el carro, el mismo no lo hace en los tiempos ni en la forma indicada. 
  6. Poca estabilidad: durante la marcha, el vehículo se mostrará muy vulnerable a baches, hundimientos de reducido tamaño y otros elementos que antes eran fácilmente superables.   

Consejos para mantener tus amortiguadores

Semestralmente revisa de forma visual el estado de los componentes del sistema de suspensión.  Esta norma es indispensable, sobre todo si el pavimento por donde normalmente circulas está en mal estado. 

Si notas que algo anda mal en tu sistema de suspensión evita adecuarte a la falla y revísala con un mecánico. Recuerda que dejar pasar una falla en tu amortiguador podría comprometer otras piezas de tu auto.

Ahora que ya sabes cómo cuidar de tus amortiguadores, no olvides que es necesario efectuar una revisión periódicamente y reemplazarlos por amortiguadores de calidad para una conducción segura para ti y tus pasajeros.

TE PODRÍA INTERESAR