12.3 C
Santiago
lunes, 20 mayo, 2024
InicioDestacadosLa importancia del tratamiento y lavado de llantas

La importancia del tratamiento y lavado de llantas

Las llantas y neumáticos son componentes responsables de asegurar la debida adherencia del vehículo sobre el asfalto, evitando que pierdas el control de tu auto al conducir. Por lo mismo, la seguridad de la conducción depende, entre otros factores, que se encuentren en las mejores condiciones.

Lo anterior involucra la correcta limpieza de neumáticos y llantas. Por eso, a continuación, conocerás cómo limpiar llantas de aluminio y los cuidados necesarios que debes proporcionarles a las ruedas.

Neumáticos: la importancia de mantenerlos correctamente

El neumático cuenta con surcos, llamados «dibujos», a lo largo de toda la superficie de contacto. Estos adhieren la rueda al terreno y expulsan el agua de la superficie para evitar fenómenos como el aquaplanning. De acuerdo con el consenso general, la profundidad del dibujo debe estar en 1,6 mm, tratando de que no supere los 2 mm sin antes realizar un cambio.

De hecho, un automóvil que tenga una profundidad de 3 milímetros en el dibujo de sus neumáticos, en una frenada sobre suelo húmedo a 80 km/h, se toma 9.5 metros más para detenerse que con unos nuevos.

Esto confirma que se corre un riesgo de sufrir accidentes cuando se tienen los neumáticos con el dibujo desgastado. Así que, por seguridad, es importante darles el mantenimiento adecuado.

Cuidado y mantenimiento de los neumáticos

Es importante reducir el desgaste de los surcos al mayor grado posible. Para ello, debes revisar constantemente la presión del neumático para que no sea insuficiente y excesiva. Si no lo haces, la superficie de contacto no será la ideal y el dibujo se desgastará más rápido.

Igualmente, el neumático debe estar equilibrado. Este elemento del auto suele ser afectado por golpes, baches o una dirección mal alineada. Acude con frecuencia a servicios técnicos profesionales y de calidad donde calibren el neumático con contrapesos para que tenga la misma gravedad en toda su circunferencia.

Además de perder profundidad por desgaste, los surcos pueden verse afectados si se llenan de residuos, desechos y polvillo de freno, provocando que la superficie se aplane y poco a poco pierda adherencia al suelo. Por esto, es clave que sepas cómo realizar la limpieza de neumáticos por tu propia seguridad.

Cómo realizar la limpieza de neumáticos

Resulta fundamental que realices una limpieza regular a tus neumáticos para cuidar la profundidad de los surcos. Recuerda que, debido a la fuerza de frenado, el neumático acumula calor, lo que provoca que los productos de limpieza se evaporen rápidamente. De ahí que lo primero que debes hacer es esperar a que se enfríen para limpiarlos.

Utiliza productos para limpiar adecuados, es decir, que sean poco abrasivos pero que corten la grasa y suciedad. Deja que este actúe durante algunos minutos y retira con agua, cepillando suavemente los surcos para sacar todo el polvo que se acumula entre ellos.

Una vez limpios, comprueba la profundidad del surco. Para hacerlo, coloca una moneda en los dibujos y con una regla mide su superficie.

¿Y en cuanto a las llantas de la rueda? 

Las llantas son piezas que sirven como soporte para los neumáticos, asegurando que se mantengan en su forma circular. Contienen, generalmente, hendiduras como parte de su estructura con el objetivo de entregarle ligereza y flujo de aire a la pieza.

Aunque existe más de un tipo de llantas, en la actualidad son comunes las de aluminio por lo que resulta útil que sepas cómo limpiar llantas de aluminio.

Cómo limpiar llantas de aluminio

Entender cómo limpiar llantas de auto no sólo es una cuestión de estética, sino que sirve para eliminar impurezas que pueden provocar el desgaste de este elemento y correr el riesgo de deformaciones que pueden afectar a toda la rueda. 

Primero, vierte agua abundante sobre toda la llanta para eliminar la suciedad superficial. Luego, aplica un producto para limpieza de llantas. Evita utilizar detergente o jabón, u otros materiales que sean demasiado abrasivos. 

Ten presente que el producto entrará en contacto con el neumático, por lo que es importante elegir materiales de limpieza adecuados para cuidarlos. Ahora bien, lo recomendable es que uses dos cepillos, uno para cada parte de la rueda -llantas y neumáticos- para evitar ralladuras y contaminación cruzada. 

Por último, retira el producto de la llanta con abundante agua.

Sigue estas prácticas sugerencias acerca de cómo limpiar llantas de auto y neumáticos, y conducirás más seguro en cualquier tipo de terreno al mismo tiempo que mantienes reluciente este componente de tu vehículo. 

TE PODRÍA INTERESAR